Después de analizar las sopas de siglas y las insuficiencias de los conceptos más habituales para denominar las nuevas alfabetizaciones que han surgido con la revolución digital e Internet, aquí trato de acumular argumentos (y dudas) sobre el concepto emergente de TRANSALFABETIZACIÓN, el que creo que mejor designa, si no del todo a la realidad presente e imperante, sí con seguridad el horizonte al que se encamina la nueva alfabetización necesaria para los ciudadanos del siglo actual. Que la escuela, tan acostumbrada por su propia naturaleza a ir detrás de la realidad, tome por una vez la delantera ante las demandas que ya, ahora mismo, demanda una sociedad democrática necesitada de ciudadanos críticos, con criterio propio y activos en un panorama comunicativo tan lleno de posibilidades como de riesgos de manipulación y pérdida de libertades.

Esta es la versión 4 del mapa conceptual que elaboré en octubre 2015.







(En obras. Esto pertenece a una entrada propia en preparación)
Qué es la transalfabetización
La transalfabetización se puede definir como la capacidad de leer, escribir e interactuar a través de una variedad de plataformas, herramientas y medios. Estos comprenden signos y oralidad,
escritura manual e impresa, televisión, radio, cine y más recientemente las redes sociales digitales (realizada a partir de una adaptación de la traducción literal de la definición americana-citar- vista aquí)

La idea esencial de la transalfabetización tiene que ver con uno de los significados del prefijo “trans”, el de “a través de”, como algo que atraviesa y ensarta todas las alfabetizaciones.


Más allá de denominaciones cuyo definiciones se superponen como "alfabetización informacional", "alfabetización mediática", "de lectura digital" o "alfabetización digital”, la transalfabetización viene a ser la convergencia de todas estas alfabetizaciones, enfocando su enseñanza y aprendizaje de la misma forma que se abordan en la práctica proyectos como el presente, en el que unas y otras alfabetizaciones se solapan e interrelacionan de forma inextricable.


No se trata de enseñar y aprender la alfabetización lectoescritora, la alfabetización visual o la alfabetización digital en forma aislada unas de otras, sino de la interacción entre todas estas alfabetizaciones.

external image prosumer.jpg
imagen vista aquí



Otra diferencia importante es su dimensión social. Como dice Scolari, las prácticas transmedia están cambiando los retos de los investigadores y educadores: la alfabetización mediática no puede limitarse al análisis crítico de la producción o el lenguaje de los medios. El viejo consumidor de medios ahora es un prosumidor (productor + consumidor), un sujeto activo que crea nuevos contenidos y los comparte en las redes digitales.

Básicamente, la transalfabetización se ocupa de lo que debe significar estar alfabetizado en el siglo XXI.



SOBRE EL PREFIJO TRANS
DLE trans Diccionario de la lengua española Edición del Tricentenario.png
RAE Nueva gramática.png
Gramáticas Ejemplos Prefijo Trans Tras .png







REFERENCIAS SOBRE TRANSALFABETIZACIÓN**